Comprando papatas en el Mercado



Raro es el día, que no me falten un par de horas, para hacer cosas. El tiempo es ciertamente un divino tesoro. Hay quien piensa que dividir la compra en sectores es perder el tiempo. Y es cierto que tiempo es lo que no tengo, pero saco tiempo de donde sea para ir a la plaza cada dos sábados a mi cita con el pescado y para comprar verduras. Hoy vamos a preparar papas con chocos, plato netamente jerezano y gaditano. Con el que se han presentado nuestras mellizas favoritas de Master Chef
No es buena papa toda la que reluce.
Cuando te das una vuelta por la plaza encuentras patatas de oferta los 3 kilos a 1,50€, y unas bolsas de mini patatas por 1€. Yo busco las patatas de Sanlúcar siempre están situadas en lugares preferentes en las fruterías y valen más caras, por algo será.
La patata de Sanlúcar es estéticamente más bonita, su mata es amarilla. Antes se cosechaba a mano, con azada y uña (horquilla versión curva, muy adecuada al tipo de suelo), y ahora con tractores. Las patatas sanluqueñas tienen piel más lisa, color más claro y llevan arena. Son muy redondas, sin daños y la variedad Spunta.
Se trata de un producto muy cuidado. Tiene calidad certificada, sobre todo para el mercado nacional.
La patata vieja es la que se guarda en cámaras por excedente, en temporada de invierno (patata fresca), y hasta marzo. La patata pequeña es mejor para el cocido por su calibre. La patata tierna, se pela con el dedo por el grado de maduración.
Para el guiso, mejor las patatas viejas, porque espesan más. Estas son las que hemos comprado hoy. En una horita la receta!

Para evitar que las patatas se oscurezcan, cubre las patatas peladas y cortadas con agua fría antes de cocinarlas. Esto evitará que liberen el almidón que hace que se oxiden y se vean oscuras.Gracias por visitar mi blog, espero que te sea de ayuda. Pasa un buen día, y comparte este blog con tus amigos, saludos Laura

Entradas populares