Pancakes en thermomix

Ingredientes

2 huevos medianos
 250 gr. de leche
1cucharada de aceite o de mantequilla derretida
15 gr. de azúcar
 ¼ cucharadita de sal
 200 gr. de harina de repostería
3 cucharaditas de levadura química.

Elaboración

Pon en el vaso los ingredientes líquidos (huevos y aceite/mantequilla). Añade el azúcar y la sal, y programa 10 segundos a velocidad 3 para mezclarlos.
Tamiza la harina con la levadura y agrégalas al vaso. Programa 15 segundos a velocidad 4. Rebaña con la espátula lo que haya quedado en las paredes del vaso y vuelve a programar 10 segundos a velocidad 4. Deja reposar la masa 15 minutos, para que la levadura empiece a actuar. La masa debe tener la consistencia de unas natillas espesas.
Calienta una sartén antiadherente a fuego medio alto; mejor engrásala con algo de mantequilla. Vierte cucharones de masa separados entre sí, pues se extienden algo. La masa debe estar suficientemente densa como para que no se extienda en exceso al verterla en la sartén, pero no excesivamente densa. Si está demasiado densa las tortitas no se cocerán bien por dentro, pero esto tiene fácil solución: no hay más que añadir un chorrito de leche y volver a batir un poco. Si por el contrario la masa se desparrama en exceso y se ve líquida, añade un par de cucharadas de harina y vuelve a batir la mezcla.
Cuece las tortitas aproximadamente un minuto por la primera cara, dándoles la vuelta con cuidado cuando empiecen aparezcan burbujas en su superficie. Cuece otro minuto por la segunda cara. Sácalas a un plato y sirve de inmediato. Las puedes apilar unas encima de otras si no te importa que se queden muy blanditas, o repartirlas en una fuente que puedes mantener en la boca del horno. En cualquier caso, no admiten mucha espera, pues están más sabrosas recién hechas.

Consejos

Para conseguir unas tortitas perfectas es importante conseguir una consistencia adecuada de la masa. No pasa nada por tener que ajustar las cantidades de harina o de leche, ten en cuenta que todos los huevos no son iguales y tampoco todas las harinas tienen la misma capacidad de absorción. Es normal que después del reposo que indicamos la masa haya “engordado” ligeramente, al hidratarse la harina. Como en cualquier receta, la práctica es lo que produce los mejores resultados.
Gracias por visitar mi blog, espero que te sea de ayuda. Pasa un buen día, y comparte este blog con tus amigos, saludos Laura

Entradas populares