Cronut, mitad croissant mitad berlina

Os prometo que me he resistido a probarlas, pero es que no me he podido resistir.
Son tantos los medios que hablan de los cronuts, y tan grande la tentación que no puedo evitar compartirlo con vosotros.
INGREDIENTES 
(unas 8 unidades)

Para la masa del cronut
150 gr de harina + 450 gr de harina (de gran fuerza)
90 ml de agua tibia
30 gr de levadura
100 gr de mantequilla + 200 gr de mantequilla 
2 huevos grandes
90 gr de azúcar
90 ml de leche

Para la crema
750 ml de leche
150 gr de azúcar
40 gr de maicena
30 gr de harina
4 yemas
1 palo de canela
Piel de un limón

Para la glasa
250 gr de azúcar glass
1 cucharada de zumo de limón
6 cucharadas de agua


ELABORACIÓN

Para la crema

1. Reservar un vaso de leche y calentar el resto con la canela y la piel de limón hasta que llegue a hervir. Después retirar los aromas.

2. En un bol mezclar sin formar grumos: el azúcar, la maicena, la harina, la reserva de leche y las yemas. Mézclalo con la leche caliente y llévalo nuevamente al fuego sin dejar de remover con la varilla hasta que espese y haga el primer hervido.

3. Retira del fuego y déjalo enfriar tapada a piel con papel de horno para que no haga costra.

Para la masa de cronut

1. Tamizar las harinas en dos boles diferentes y hacer dos volcanes. El volcán con los 150 gr de harina mezclarlo con la levadura diluida en el agua y amasar, dejar reposar tapada durante mínimo 1 hora. Con esto obtendremos una masa que nos servirá de esponja.

2. Mezclar y amasar los 450 gr de harina con el resto de los ingredientes en este orden: azúcar, leche, huevos y 100 gr de mantequilla en pomada (reservar los 200 gr de mantequilla fría para después). Incorporar a esta masa la masa esponja que ya previamente habíamos fermentado y amasar durante 15 minutos.Ahora tenemos una masa húmeda y algo pegajosa. Lo que hay que intentar ahora es que nuestra masa coja aire y elasticidad, no te preocupes en absoluto si se te queda pegada a las manos pues se te irá separando a medida que la trabajes.

3. Una vez lista realiza dos cortes en cruz sobre su superficie y deja reposar tapada 20 minutos. Pasado ese tiempo desgasifica amasando un pelín y estira la masa con ayuda del rodillo sobre una superficie espolvoreada de harina. Ha de quedar con forma rectangular y 1 dedo de grosor. Coloca en el centro de la masa los 200 gr de mantequilla fría y pliega los bordes superior e inferior del rectángulo sobre si a forma de sobre dejando la mantequilla encerrada dentro.

4. Ahora hay que proceder como una masa hojaldrada. Estira de nuevo con ayuda del rodillo hasta formar un rectángulo y vuelve a doblar pliegue superior e inferior, voltea la masa y estira nuevamente. Repite la misma operación una vez más y deja reposar en la nevera 30 minutos. Tras el reposo vuelve a estirar y realiza la operación anterior 2 veces más.

5. Finalmente estira la masa y déjala de 1 dedo de grosor. Con ayuda de dos cortadores uno grande y otro pequeño ve cortando los cronuts sobre toda su superficie. Colócalos en una bandeja forrada de papel de horno y déjalos fermentar 20 minutos.

6. Tras el fermentado pon un perol hondo y con bastante aceite de girasol a calentar. Fríe la masa por ambos lados con mucho cuidado y de uno en uno.

7. Recorta el papel de horno alrededor de todos los cronuts e introdúcelos con el papel dentro del aceite sin manipularlos. Automáticamente el papel se despegará y podrás retirarlo. Para freír el cronut ayúdate de un cucharón de madera y una espumadera, así podrás voltearlos como si fuesen churros. Procura que el aceite no esté ni muy caliente ni muy frío, lo ideal son 170ºC (juega con el fuego subiendo y bajando).

8. Una vez fritos déjalos enfriar sobre papel absorvente, rellénalos con la crema pastelera (con ayuda de una manga y boquilla fina) y glasea por encima.



Entradas populares