Quiché de pollo con champiñones

Esta es de esas recetas que siempre piensas en hacer y que cuando te pones a pensar que hacer de cenar, nunca te acuerdas. Esta viene con nata líquida yo para que no sea tan pesada le pongo leche evaporada, y el resultado es mejor si cabe.
Ingredientes:
Una masa quebrada a medio hornear, la masa la podéis comprar o hacerla en casa, aunque yo siempre la compro.

Os explico brevemente lo de a medio hornear, si no la "medio horneáis", se queda cruda por dentro.
30gr de aceite
150gr de cebolla
200gr de pechuga de pollo
150gr de champiñones
4 huevos
200gr de nata líquida o leche evaporada
Sal, pimienta y nuez moscada recién ralladas
100gr de almendras fileteadas tostadas
1 cucharada de canela molida
1 cucharada de azúcar glasé
Preparación:
Ten la masa quebrada a medio hornear.
Pon en el vaso el aceite y calienta 5 minutos Varoma, velocidad 1.
Corta la cebolla en anillas finas, el pollo en tiritas y los champiñones en láminas.
Coloca la mariposa con el aceite caliente, echa la cebolla y sofríe 3 minutos, Varoma, velocidad 1.
Añade el pollo y los champiñones, salpimenta y programa 5 minutos, Varoma, Velocidad 1 colocando el cestillo sobre la tapadera para dejar evaporar, queremos que no nos quede líquido y si es así escúrrelo antes de verterlo sobre la masa quebrada.
Vierte la mezcla sobre la masa a medio hornear..
Sin fregar el vaso, retira la mariposa y agrega los huevos, la nata las especias y bate unos segundos en velocidad 4. Vierte todo sobre la quiche.
Cubre toda la superficie con las almendras fileteadas espolvoreando con canela y después con azúcar glasé y hornea 25-30 minutos a 180ºC o hasta que esté dorada.


Entradas populares