Antonia Butrón Empanaderia

Aficionada que soy a todo tipo de repostería y a las redes sociales, obviamente tenía que ser seguidora en Facebook y en Twitter de Antonia Butron Pastelería y Empanadería www.antoniabutron.com
Conozco esta empresa desde hace años, mi tío Alejandro vivía en Chiclana, y alguna que otra vez comimos en su casa una empanada que nos resultó rara, dátiles con jamón york y queso.
Cuando me vine a vivir a Chiclana, mi chico me trajo un día una de estas empanadas, y me chupé los dedos, y raro es el domingo que no me trae ensaimadas, roscos pestiños, tortas de nochebuena.... Y los panes de Antonia Butrón.

Bueno no me enrrollo más el pasado domingo 28 de Octubre tuve el placer de pasar "La tarde con Antonia" Participé en un concurso en facebook, y fui de las 15 afortunadas.

Al llegar nos recibió Noa la responsable de comunicación de la marca, con una sonrisa y provista de una cámara de fotos, que es la que nos ha proporcionado todas las fotografías de este articulo.
Nos presentó a Lourdes la hija de Antonia, fiel discípula de su madre y con la misma sencillez y elegancia que esta.
Después de ataviarnos con mandil y gorro cocinero, nos invitaron a pasar junto a Antonia al obrador, allí nos recibe una señora afable, entrañable y sencilla, en cuestión de unos minutos se hizo con los corazones de todos los asistentes, y casi sin mediar palabra, se puso a preparar esta empanada. 


Nos cuenta que los ingredientes son sencillos, mientras con una velocidad pasmosa, pone lonchas de jamón york, queso y dátiles. 

 Cuando pone el último dátil dobla la masa y la meten en el horno, dando como resultado esta.


Sin nada que esconder nos llevan al corazón de la empanadería, donde madre e hija nos explican a groso modo el proceso de creación del hojaldre que tan famosas hace sus empanadas. Yo personalmente no me pienso tomar la molestia ni de intentarlo, tengo la empanadería a 5 minutos de mi casa.





El taller continua con una Antonia preocupada por el tiempo y nos enseña sus tortas de navidad muy parecidas a los pestiños jerezanos.

Todos tuvimos ocasión de amasar y recortar nuestras tortas, que después pasaron a freir y a bañarse en miel.

Nos enseñaron distintos tipos de masas, que introdujeron en el horno, para la posterior merienda.


Y continuamos con roscos de vino.

Y obviamente con esta familia tan especial, no nos iban a dejar irnos sin ponernos esta pedazo de merienda.


Con su café su chocolate caliente y todos sus avios.

Todos posamos con Lourdes y Antonia, y nos hicimos una fotito saliendo.



Y cuando llegué a casa pude degustar con mi chico todas estas delicatessen.

Si vas por Chiclana o Cádiz, no te olvides de visitar estas empanaderias, harán las delicias de tu casa.

Entradas populares