Pasta al pesto

Que rico pasta al pesto
pasta larga (100 gr. por persona)
abundante agua
sal
hojas de albahaca
Tejas de parmesano:
queso parmesano
Para el pesto: 40 gramos de albahaca fresca (20 gr. de albahaca de hoja ancha y 20 de hoja estrecha)
50 gramos de piñones (unas 4 cucharadas)
50 gramos de parmesano rallado
50 gramos de queso pecorino curado rallado (o un queso fuerte)
1 diente de ajo grande
1/2 vaso de vino de de aceite de oliva suave
1/2 c/c de sal
1/2 c/c de mezcla de pimientas (o la que más te guste)
una nuez de mantequilla.


Pasta: ponemos a hervir abundante agua, le añadimos sal, esto es muy importante, si no ponemos la sal al cocer la pasta jamás podremos darle el punto adecuado. Los cocemos siguiendo las instrucciones del fabricante. Otra cosa importante es dejarlos al dente.

Tejas de Parmesano: Sacamos lascas finas, con un pela patatas, del trozo de parmesano, nos quedarán unas láminas finas y etéreas del delicioso queso.
Pesto: Poner en el vaso de la batidora las hojas de albahaca bien limpias y sin los tallos, los piñones, el ajo (la cantidad a tu gusto), el aceite y las pimientas. Batir hasta que esté todo picado y nos quede una pasta homogénea. Coloca la pasta resultante en un cuenco y agrégale poco a poco los dos quesos y la mantequilla, que se mezclen bien. Este paso se puede hacer en la thermo o en la batidora pero la textura no será tan buena.

Añadimos 2 cucharadas de agua de la cocción de la pasta al pesto, que nos quede una crema no un ladrillo espeso. Revolvemos bien y probamos, si está correcto vertemos unas cuantas cucharadas sobre la pasta y sacamos el resto en una salsera. No debemos presentarlos nadando en pesto, es mejor poner poco y que cada cual se lo añada a su gusto.
Decoramos con hojas de albahaca y tejas de parmesano.




 

Entradas populares