Tarta de turrón con almendras y nueces

PREPARACIÓN DE LA CREMA DE TURRÓN:

1 tableta de turrón de Jijona o Blando
150 g de almendras
150 g de nueces
300 ml de nata líquida
100 ml de leche entera
2 cucharadas de azúcar
4 huevos grandes
25 galleta tipo María o tostada.
100 gs. de mantequilla.
1 cucharada de Ron
1 cucharada de esencia de vainilla
PARA LA BASE DE GALLETA
Derretimos la mantequilla (usad el microondas, es más rápido, a temperatura baja unos 2 minutos). Con la picadora trituramos las galletas (si no tuvieseis, en un trapo de cocina echamos las 25 galletas y envolvemos para luego macharlas con una cucharada o algo pesado, no os queda tan fino pero sirve igual) y añadimos por encima la mantequilla derretida.
Añadimos unas gotas de esencia de vainilla y una cucharada de ron.
Cogemos la mezcla de galleta y la repartimos por la base de un molde desmontable grande (en este caso era de 18 cm, con el de 22 cm también vale, pero te queda más fina). Apretamos contra el fondo con la ayuda de
una cuchara o con los dedos e introducimos al horno unos 5 minutos a unos 180º para que se endurezca y se evapore un poco el líquido sobrante.
Sacamos el molde y dejamos enfriar para rellenar con la crema de turrón.


Trituramos las almendras y nueces a un tamaño medio, no debe quedar demasiado fino sino más bien como arena. Preparamos el turrón de jijona blando y lo partimos con la mano y luego con un tenedor hasta que uede como harina.
Ponemos la nata y la leche a calentar en un cazo a fuego medio. Cuando esté caliente (sin que hierva, solo caliente) echamos el turrón. Dejamos a fuego bajo que se junte todo ayudándonos con una cuchara de adera o unas varillas.
En un bol ponemos los huevos y el azúcar. Batimos hasta que quede una mezcla homogénea, cremosa y no demasiado espumosa.
Apagamos el fuego y apartamos la mezcla. Añadimos la mezcla de huevo y azúcar, removemos bien sin batir y dejamos reposar fuera del fuego.
Añadimos a la mezcla los frutos secos. Tal como os comenté en este caso he utilizado almendras y nueces.
Pero si tenéis avellanas o incluso anacardos podéis echarlos perfectamente.
El siguiente paso es verter sobre la base de galletas toda la mezcla que tenemos reservada y la introducimos en el horno precalentado a 190º grados entre 30 y 40 minutos (tal como comenté en alguna otra receta, todo
depende del horno, siempre mirar con un tenedor que se quede seco…).
Retiramos del horno y dejamos enfriar en la nevera durante unas horas.
Desmoldamos y que aproveche.

 

Entradas populares