Almejas de carril a la marinera




Pelamos las cebollas y los ajos. Quitamos el centro del ajo para que no repita ni pique y troceamos.
Ponemos la cazuela que hemos empleado para hacer las almejas al vapor con el aceite de oliva y añadimos la cebolla y el ajo. Cuando esté todo bien pochado y con un característico color tostado añadimos el pimentón de la Vera y removemos a fuego lento durante 1 minuto, que no se queme o nos estropeará la salsa.
Espolvoreamos la harina en la cazuela y removemos con cuidado para mezclarla bien. El efecto de la harina con la cebolla y sobre todo el aceite se llama Roux, nos ayudará a ligar y espesar la salsa. Dejamos que se cocine tomando algo de color pero sin que se queme. Perfecto, ya tenemos la base de la salsa marinera.
Añadimos el vaso de vino blanco, en este caso hemos elegido un Ribeiro.
Introducimos lo que ha quedado del agua de hacer las almejas al vapor y el tomate frito casero. Dejamos que espese durante unos 10 minutos a fuego medio sin dejar de remover.
Si te gusta que tengan un puntillo más picante añade una pizca de pimentón picante además de la media guindilla.
Aunque mojes y mojes pan suele sobrar bastante salsa, si la congeláis la podéis emplear para sopas o guisos de pescado.
Si no podéis cocinar las almejas el mismo día para calentarlas y que la salsa no espese de más hacedlo al baño maría o bien a fuego muy lento hasta que cojan calor.
También podemos espesar la salsa sin harina con unas rebanadas de pan frito, añadiéndolas a la mezcla a la vez que el vino y el caldo. La salsa os quedará un poco menos ligada pero muy rica también.

CONSEJOS
Salpimentamos si es necesario aunque normalmente no es necesario añadir sal, la que deja el jugo de las almejas es suficiente.
A continuación añadimos las almejas que ya teníamos seleccionadas y abiertas al vapor. Ligamos la salsa y las almejas un par de minutos removiendo con mucho cuidado, esperamos un par de minutos más con el
fuego apagado hasta que las almejas se impregnen bien de la salsa.
Servimos inmediatamente en una cazuela de barro o una bandeja grande espolvoreando con el perejil picado. Tened preparada la barra de pan que más os guste porque os aseguro que el saborcillo de esta salsa es espectacular.
finamente las cebollas, los dientes de ajo y el trocito de guindilla (si nos os gusta ese toque picante ya sabéis, obviad este ingrediente), deben quedar trocitos muy pequeñitos con el fin de que al final del guiso no se aprecie ninguno de los dos ingredientes.. Emplead siempre un buen vino, el mismo que vayáis a beber en la comida, la receta os lo agradecerá. Removemos espesando la salsa y dejando que se evapore el alcohol.

PREPARACIÓN DE LAS ALMEJAS A LA MARINERA:

Del Recetario de Navidad de mi amiga Sandra
2 k de almejas de Carril limpias de arena
2 dientes de ajo
2 cebollas
1 hoja de laurel
75 ml de aceite de oliva virgen extra Ilove
2 cucharadas de harina de trigo
2 cucharadas de perejil picado
2 cucharadas de salsa de tomate casero
1 cucharada de pimentón dulce de la Vera
1/2 guindilla
1 vaso de TIO PEPE
Sal (al gusto)

Entradas populares