Solomillo al ajo con oloroso

Esta receta es de mi padre, cuando viene alguien a su casa por primera vez, la suele hacer y la borda! Además es muy socorrida.
Admite desde con solomillos de cerdo, a trozos de pollo, según imaginación.
La carne debe estar cortada a dados, unos 400 gramos.
Ocho ajos majados
Una copa de oloroso
Sal
Pimienta
Aceite

Se trocea la carne a dados, se salpimienta y se pone en una sarten junto con el aceite, y los ajos machacados, se le dá un primer contacto con el fuego. En menos de dos minutos se añade la copa de oloroso. Y se baja el fuego, se deja que se evapore, y se sirve.
Os aseguro que os chupareis los dedos…
Que no teneis oloroso, pues vino dulce, o vino blanco. El caso es que está riquísimo.
En Sevilla hay una variante que lleva whisky, también digna de probar. Aunque cada uno que tire pa su tierra.

Entradas populares