Entrantes / Cenas

Alcachofas de bote rehogadas


Esta se la dedico a mi amiga Marta, que no le gusta cocinar, pero le encanta comer sobre todo verduras. Esta es muy fácil amiga!!!
Bote de alcachofas (cristal) las otras no valen nada.
Un diente de ajo
Aceite virgen
Una cucharadita de harina
Taquitos de jamón o de bacon
Una copita de vino de Jerez, fino.
Abrimos el bote y guardamos en un vaso el agua que tiene. Ponemos a escurrir las alcachofas para que suelten el agua.
En el aceite freímos el ajo a fuego medio hasta que se dore bien, y lo retiramos. Bajamos el fuego y añadimos la harina para freírla un poco. Finalmente añadimos el jamón cortado en bastoncitos pequeños y lo sofreímos otro poco.
Incorporamos poco a poco parte del agua propia (como 1/2 vasito) y el vino, con cuidado que no se haga grumos la harina.
Finalmente, cuando hayamos conseguido una buena salsa con un espesor adecuado añadimos las alcachofas, si nos caben todas sin amontonar las pondremos con el corte hacia abajo, y las damos un hervor de unos minutos para calentarlas.
Servimos las alcachofas con jamón bien calientes.

 

Mil hoja de tomate y melva o atún

Mi chico me han comprado un aro de emplatar, parece una tontería pero a mi me tiene encantada.

El 1 de Noviembre, el mismo día de la paella de marisco y de la tarta de galletas (que no comimos de postre) Preparé una milhojas de tomate y melva, es muy fácil y quedas de muerte.
Dos tomates de ensalada
Una lata de melva o en su defecto dos de atún
Una vinagreta (aceite, vinagre por cierto que cuando digo vinagre es siempre de Jerez y sal, en la batidora)
 Se corta el tomate a rodajas súper finas, casi transparente. Se desmiga la melva.
Se pone una fuente el aro, y se pone una capa de tomate, una capa de melva (todo fino) un chorrito de vinagreta. Suma y sigue. La última capa de tomate. Se presiona para que quede compacto, y se quita el aro. Se riega nuevamente con lo que quede de la vinagreta.
Y se lleva a la mesa con disimulo, como si lo hicieras todos los días, mis comensales de ese día se quedaron…

Croquetas…
Esta se la dedico a mis sobrinas Daniela y Olivia, que son devoradoras de croquetas y a mi hermana Marta que se debe convertir en una maestra croquetera. Aquí empieza lo bueno, mis croquetas… ciertamente creo que este plato me lo invento cada vez que lo hago.
Porque nunca lo hago igual pero siempre están buenísimas.
A mí eso de hacer croquetas con el pollo o pavo del puchero no me gusta nada. Ya que se supone que al hervirlo se le ha sacado ya todo el jugo. Pero… hay gente pa tó.

300 gramos de pollo cocinado, suelo guardar restos en el congelador de cuando lo hago al horno o guisado
6 cucharadas de harina
Una bola de mantequilla; el equivalente a una cuchara sopera
Aceite un chorrito
Un litro de leche caliente
Nuez moscada
Sal
Avecrem
Pimienta

En una sartén antiadherente la mantequilla y el aceite, a fuego suave, hasta que se derrita la mantequilla, añadimos la cebolla, movemos bien, y dejamos sofreír, todo el rato con el fuego al mínimo, hasta que esté bien transparente, sin dejar que se dore. Cuando esté la cebolla hecha, añadimos la harina y mezclamos todo bien. (Quizá haga falta en este momento añadir un poco de aceite). Tiene que quedar una especie de pasta espesa.

Dejamos esta masa hacerse, a fuego bajo, durante unos 5 minutos, moviendo todo el rato con las varilla, de manera que aunque cogerá algo de color dorado no llegue a tostarse. Esto se hace para que se cocine la harina y pierda el sabor a harina cruda. Ahora viene lo más complicado. Hay que añadir la leche caliente para hacer la bechamel. Lo malo es que al echarla, la masa espesa inmediatamente y es cuando se hacen los grumos. Si no conseguimos que se deshagan los grumos a base de mover con las varillas, lo mejor es pasarlo por la minipimer. Mano de santo.





Cuando ya tengamos una crema sin grumos, volvemos a poner al fuego, y seguimos añadiendo leche, poco a poco, hay que dejar que cueza a fuego muy lento para que vaya espesando. Cuando la bechamel esté bien espesa, añadimos el pollo (o lo que vayamos a poner) bien picado y mezclamos bien.

Hay que tener cuidado con la leche y añadirla poco a poco, según vaya espesando la bechamel y según lo espesa que la queramos. Yo siempre paso la minipimer en este punto, para que no se queden trocitos en las croquetas.
Al final la masa tiene que ser como un puré espeso, que se despegue de las paredes de la sartén. Lo apartamos del fuego y dejamos enfriar un rato.

Aquí entra mi amiga Laura, que me ha regalado un accesorio de cocina para hacer croquetas, es como una manga pastelera con boca ancha, hace un “churro” largo con la masa sobre el mármol de la cocina, y corta las croquetas con un cuchillo. 

Cuando la masa está frita las paso sólo por huevo y pan rallado, y se fríen con cariño.

Papas aliñás de Jánlucar

Sanlúcar de Barrameda es una localidad de la provincia de Cádiz con mas bares de tapas por metro cuadrado. Para los que no la conozcan desde aquí los invito a conocerla es un lugar donde la luz es especial. Me encanta pasear por sus calles, y sentarme a ver el coto en Bajo de Guía.
Esta receta es de Barbiana, un bar para tomar tapas en plena plaza del Cabildo, en la que ahora debe estar dando un solecito estupendo.

1 kg de papas
Agua y sal
Aceite de oliva
Vinagre de Jerez
Perejil
Cebolleta fresca
Melva en conserva (de Barbate)

Cocer las patatas enteras sin pelar, con agua y sal durante veinte minutos, pinchando para comprobar que estén tiernas.
Pelarlas y trocearlas a rodajas.
Aliñarlas en caliente con perejil, cebolla picada, aceite, sal y vinagre.
Dejar templar colocarle la melva y servir.


Aguacate relleno de gambas

2 aguacates maduros
10 ó 12 gambas medianas
2 hojas de lechuga
Salsa rosa o mayonesa un poco picante
Pimienta
Sal

Sacar la pulpa del aguacate maduro, conservando las mitades de cáscara vacías. Mezclar esta pulpa troceada con gambas o trozos de gamba cocida y pelada, y lechuga picada muy fina. Sazonar muy ligeramente con sal y pimienta.
Añadir a esta mezcla la salsa rosa o la mayonesa un poco picante.
Se puede servir en las mitades de cáscara del aguacate, o en copas, adornadas ligeramente con trozos de fruta.
Es un plato un poco más veraniego, pero puede servir como entrante en un almuerzo.

Berenjenas con sobrasada

2 berenjenas
1 cebolla
2 tomate maduros
2 dientes de ajo
150 g. de sobrasada
1/4 L. de leche
50 g. de queso rallado
sal
pimienta
aceite
un poco de maizena
Limpiar y cortar las berenjenas a lo largo, vaciar las pulpas de las berenjenas y reservarlas, freír en aceite los casco de las berenjenas reservar, picar las pulpas y mezclar con la sobrasada.
Seguidamente hacemos un sofrito con la cebolla, los ajos, el tomate lo salpimentamos y echar la leche, mezclarlo con las pulpas y la sobrasada, lo dejamos cocer un par de minutos le añadimos la maizena mezclada con agua y dejar que espese.
Rellenamos las berenjenas le echamos por encima el queso rallado y gratinar en el horno, servir bien caliente.


Rollitos de Jamón con Esparragos verdes

Perfecto como entrante, o cena
2 manojos de espárragos verdes frescos (unos 600 grs.)
6 lonchas de jamón serrano (250 grs. aprox.)
1 cucharada de aceite
Hay que preparar los espárragos. El tallo es bastante fibroso por lo que hay que cocinar sólo la parte que sea tierna al comer y desechar el resto. Para ello, se parte el espárrago por la zona más próxima a la zona baja del tallo (aproximadamente, la mitad del espárrago que nos venden). Para que os hagáis una idea os enseño los espárragos ya partidos.
Lávalos y ponlos a cocer al vapor unos 7 minutos desde que el agua empiece a hervir. En caso de que no tengas posibilidad de cocerlos al vapor, también los puedes cocer en agua, aunque pierden mucho sabor y propiedades en el agua de cocción. Escúrrelos.
Coge una loncha de jamón y envuelve con ella 6 ó 7 espárragos. Pincha un palillo para que no se deshaga el rollito.
Calienta una sartén con una cucharada de aceite. Con fuego moderado, cocina los rollitos durante dos minutos dándole la vuelta (ayúdate de los palillos) cuando veas que el jamón y los espárragos se doran.
No utilicéis sal en esta receta ya que el jamón serrano aporta toda la que se necesita.
Tambien podeis cambiar el jamón serrano, por el york, genial!


Ensalada Griega

1 pepino pequeño
300 g. de tomates
1 pimiento verde
20 g. de aceitunas negras
400 g. de queso feta
2 cebolletas pequeñas
1 cucharadita de orégano

Lavar el pepino, pelarlo y cortar en rodajas, realizar el mismo procedimiento con las cebolletas. Lavar los tomates y cortarlos en porciones. Limpiar el pimiento y cortarlo en finas tiras alargadas.
Mezclar en una ensaladera todos los ingredientes y añadir las aceitunas negras. Cortar el queso Feta y repartir encima de la ensalada. A continuación salpimentar y echar una pizca de orégano. Por ultimo aliñar con aceite y vinagre.
4 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de vinagre
sal
pimienta


Tartar de tomate con Cigala y ajo blanco

6 cigalas o 6 langostinos ( a gusto y bolsillo)
pistacho en polvo
6 tomates rojos
Chalota y cebollino
un puñado de almendras crudas
2 dientes de ajo
Un poco de pan blanco
Caldo de pescado
Vinagre de Jerez
Aceite
Sal

Se escaldan y pelan los tomates, una vez fríos limpiar de pepitas y cortar en mini dados, junto la chalota y el cebollino, aliñandolo con vinagre, sal y aceite, en este orden. Y reservar.
Para blanquear los dientes de ajo se sumergen en agua hirviendo 3 veces. En el caldo de pescado se sumerge la rebanada de pan.
Un un vaso de batidora se ponen las almendras, el pan escurrido, los ajos y un poco de sal. Triturarlo y emulsionarlo con un poco de aceite de oliva.
Se pelan las cigalas, y se saltean en una sartén, cuando sean solo calientes se empanan en pistacho y se terminan de hacer en la sartén.
Se coloca el tartar en un aro de presentación pequeño, con una o dos cigalas por persona. Y se le ponen de tiritas de cebollino.

Pate casero de hígado

2 hígados de pollo
2 pechugas de pollo
Quesito caserío light
Pimienta y sal
Agua
Se ponen a la plancha los hígados y el pollo
Ponemos en un vaso de batidora el hígado, el pollo, se al pimienta y se le añade un poco de agua a ojo. L agua que no este fría. Colocar en un recipiente plano, o en uno de esos que cierran hermético y esparcir pimienta. Una hora como mínimo en la nevera.
Como regalo casero de Navidad es una buena alternativa.



"Crumble" de Patata y Jamón York

6 o 7 lonchas de jamón york
1 paquete de queso parmesano rallado
75gr de pan rallado
1/2cuchara de tomillo
3 dientes de ajo
1 kilo de patatas
2 calabacines grandecitos
aceite
sal, pimienta
1/2 vaso de caldo de verduras
Ponemos a hervir las patatas en abundante agua y dejamos enfriar. Cortamos el calabacín en rodajas de ½ centímetro y lo escaldamos en agua hirviendo 2 o 3 minutos. Hacemos el jamón york a tiritas, cortamos las patatas en rodajas finas. Sofreímos los dientes de ajo picaditos sin dejar que tomen color, le añadimos el tomillo, removemos y le ponemos el pan rallado hasta que se tueste todo un poco.
Ponemos aceite en la bandeja de horno y vamos alternando capas de patata, calabacín, jamón york y queso, así hasta terminar con los ingredientes.
Vertemos el medio vasito de caldo de verduras y terminamos con queso rallado y el pan tostado.
Metemos en el horno tapado con papel de aluminio durante unos 20min a 200º y otros 3 o 4 min con el grill y sin tapar para que quede dorado.






Entradas populares